Categoría:
Subcategoría:
Buscar:
Productos encontrados: 21

Kit con 20 esencias de Orquídeas del Amazonas
de 20 ml
Este Sistema incluye 20 diferentes esencias de Orquídeas Amazónicas: Amazonas, Abundancia, Agresión, Alegría, Ángel, Ángel de la Guarda, Amor, Chocolate, Canal, Color, Corazón, Coordinación, Inspiración, Deva, Psiquis, Ser Superior, Sol, Venus, Recuerdos y Victoria Regia.
No es recomendable a nadie que comience un tratamiento con Orquídeas. Una vez que ya se tenga experiencia con terapia floral, entonces se pueden probar.

Agregar al pedido Ver detalles

Flujo de energía, desbloqueos, conexión terrena.
Contiene la poderosísima energía del Amazonas.
En el plano físico corresponde a la columna vertebral
y hace circular la energía vital de nuestro cuerpo.
Cuando ésta fluye libremente, el cuerpo está sano,
y ésta esencia trabaja eficazmente sobre cualquier
bloqueo a este nivel.

Amor cósmico, correspondencia y conexión cielo-tierra.
Estimula la conciencia de que somos parte del todo y de
que no sólo somos perfectos receptores, sino también
perfectos dadores de la infinita riqueza que es la
vida misma.

Liberación, impulso, sexualidad. Ayuda a movilizar la energía vital.
Debe usarse con sumo cuidado ya que tiende a liberar a veces de
manera un tanto violenta las potentes energías vitales que se
expresan a través de las emociones básicas, como el instinto de
conservación y de muerte, la sexualidad, agresividad, etc.

Amor, armonía, felicidad. Trabaja sobre los estados de ánimo,
aligerando y estimulando los aspectos positivos. Relaja las
contracciones internas a nivel del plexo solar y nos permite
conectar con el “niño interior”, feliz e inocente, que todos
llevamos dentro.

Elevación, comunicación con los ángeles, liberación.
Al trabajar sobre la visión interior, posibilita la apertura
del tercer ojo, ya que cuando éste centro funciona adecuadamente,
comprendemos la realidad que nos circunda y tenemos acceso
a dimensiones desconocidas que pueden conectarnos con los seres
angelicales que los habitan.

Conexión y comunicación con las energías cósmicas. Trabaja en la línea de las dos anteriores, porque moviliza energías que, a las personas que están preparadas para ello, les permite ser mejores vehículos de las vibraciones espirituales que fluyen desde el Cosmos y que están presentes en todo trabajo energético.

Especialmente indicada para las personas que reciben mensajes y canalizan la energía de otras dimensiones de conciencia en la sanación espiritual.

Moderación, equilibrio, apertura a las cosas dulces.
Nos permite rememorar y recuperar la sensación de
una vida más fácil, más dulce y placentera. Flexibiliza
nuestras actitudes ante posturas o creencias dogmáticas
o fanáticas, introduciendo elementos de juego, ironía y
humor en nuestros esquemas mentales.

Pensamiento creativo, luz y color en la vida.
Clarifica, ilumina y dispersa las sombras que
enturbian la mente y obscurecen nuestros
pensamientos y estados de ánimo.

Crecimiento, celular, autocuración. Ayuda a mejorar y
armonizar la propia organización interna, favoreciendo la
coordinación y el funcionamiento armónico de todos los
chakras. Despierta a nuestro propio “médico interno”;
que coordina y mantiene la salud orgánica.